No hay mejor lugar para admirar Madrid que una azotea