Cafetería Santa Eulalia

Santa Eulalia

Por muy grande que sea Madrid, no hay tantos sitios donde uno pueda refugiarse de las prisas, del ruido, y sentarse tranquilamente a disfrutar del mejor desayuno, café o merienda. Éste es uno de ellos y tiene muchas cosas que lo hacen único en la ciudad.

Cafetería Santa Eulalia

La primera es su gran especialidad: las tartas caseras, brioches, bizcochos y panes artesanos. Su pastelero, José Alberto Trabanco, prepara cuidadosamente cada día las mejores materias primas, y eso se nota (y mucho) en su sabor. La elección no es fácil, pero para una primera cata, no puedes irte sin probar su brioche, su canelé y su tigre, ni su café con “latte art”.

Cafetería Santa Eulalia

Panadería Santa Eulalia

Y porque también se come con los ojos, el gusto está en todos los rincones. Desde el obrador a la vista a través de una cristalera que desvela cómo se prepara su repostería clásica francesa, hasta la luz cálida, las paredes de ladrillo visto o los restos de la muralla cristiana medieval que se ve bajo las mesas del local.

Cafetería Santa Eulalia

Cafetería Santa Eulalia

Si te gustan los cafés de París, de Viena o de Buenos Aires, en la cafetería Santa Eulalia de Madrid tienes todo para no volverlos a añorar. Un espacio grande, un punto de encuentro y de charla, donde estar, sin prisa, tomando algo especial.

Cafetería Santa Eulalia

 


Cualquier duda, sugerencia o consulta, cuéntamelo dejando tu comentario.

4 respuestas a “Cafetería Santa Eulalia”

Deja una respuesta